El proceso de selección del sexo se ideó inicialmente para seleccionar niños de sexo femenino cuando uno de los progenitores es portador de un trastorno genético ligado al cromosoma X. En la mayoría de estos casos, las niñas no son portadoras de la enfermedad, mientras que los niños sí la padecen. En la mayoría de estos casos, las niñas no son portadoras de la enfermedad, mientras que los niños sí la padecen. Más recientemente, la selección del sexo también se ha utilizado para el equilibrio familiar; en familias con uno o más hijos de un sexo concreto, la selección del sexo puede aumentar las probabilidades de tener un hijo del otro sexo. Las técnicas incluyen varios métodos de procesamiento del esperma para enriquecerlo con un cromosoma sexual concreto. Entre ellos se incluye el uso de citometría de flujo o varios gradientes de densidad para separar los espermatozoides X más pesados, que contienen más material genético, de los espermatozoides Y más ligeros, que contienen menos material genético. Los porcentajes de éxito de las técnicas más comunes de separación de espermatozoides suelen oscilar entre el 60 y el 75% cuando se enriquecen para el sexo masculino, y entre el 70 y el 85% cuando se enriquecen para el femenino.

En la última década, una nueva técnica de investigación denominada diagnóstico genético preimplantacional (DGP) se ha revelado como el método más eficaz de selección del sexo. En el proceso de DGP, el paciente se somete a una fecundación in vitro (FIV ) que permite analizar varios embriones. A continuación, se analiza una única célula o blastómero extraído de cada embrión para detectar material cromosómico X e Y. Sólo los embriones del sexo deseado se someten a la prueba. A continuación, sólo se transfieren los embriones del sexo deseado, con lo que se consigue una identificación y selección del sexo hasta un 100% correctas.

Se recomienda a las familias interesadas en la selección del sexo antes de la concepción para diversas indicaciones que hablen con sus médicos especialistas en fertilidad para analizar las tasas de éxito, la eficacia, los riesgos y los beneficios de las numerosas opciones disponibles.

Conozca sus opciones de fertilidad

Más información sobre su primera visita, opciones de tratamiento de fertilidad, financiación y mucho más.

Más información